artesanía decoración marroquí

Artesanía y decoración marroquí.

Comparte
  • 4
    Shares
Riad marroquí
salón marroquí tradicional

La artesanía y decoración marroquí se caracteriza por su originalidad, colorido étnico y su enorme riqueza. Une la tradición de los estilos árabes, es cultura árabe, con la modernidad, al crear nuevos diseños adaptados a la modernidad de nuestros días. El interiorismo es su fuerte, al decorar los espacios del hogar con estilos barrocos, abigarrados, la palabra sería arabescos, propio de la tradición decorativa árabe y marroquí.

Por ello, la celosía y la geometría árabe se pueden plasmar, tanto en un aplique, como en una mesa labrada con dibujos geométricos o florales, así como, en celosías de madera para salón, comedor, ventanas, balcón, plafón del techo.

La cultura decorativa árabe y marroquí han sabido unir los elementos de la arquitectura con el interiorismo. Fueron los primeros que usaron los azulejos y la azulejería como elementos de la arquitectura, veáse en Irán y sus cúpulas de azulejería en las grandes mezquitas, como en los Palacios nazaríes de la Alhambra, con sus azulejos multicolores que adornan sus paredes. Así como el gran desarrollo de la cerámica en todas sus vertientes: platos, ánforas, jarrones, Tibor, con formas y estilos diferentes. con colores que pueden oscilar desde el azul cobalto de la cerámica tradicional de Fez a los colores verdes de la cerámica artesanal de Marraquech, o en el gran colorido de la cerámica de la ciudad de Asfi, en Marruecos, todas ellas.

Las alfombras y los kilims son unos de los productos textiles más renombrados de la artesanía marroquí, pertenecen a la tradición árabe de las alfombras, tapices y kilims del Medio Oriente, como Turquía, Persia.

Los muebles marroquíes dan colorido y exotismo al hogar. Las mesas de mosaico son ideales para el exterior por su solidez y la variedad de sus mosaicos, tenemos también, las mesas de salón y mesitas de noche con sus dibujos florales de colores vivos y variados. o las bandejas de latón cinceladas, doradas o plateadas, ideales para adornar la pared, o como mesa con sus patas de madera en un rincón del salón, perfectas para servir el té moruno, con su tetera, vasos de colores y azucarero de alpaca.

El estilo decorativo marroquí, realza el saber estar en la vida, disfrutando espacios bellos con el arte de la hospitalidad y el saber recibir a sus visitantes, para ello crea ambientes intimos, coloridos barrocos, y otra ves minimalistas donde se resalta un objeto bello en medio de un espacio en blanco o de tonos teja color Marraquech.

Claro ejemplo, puede ser la iluminación marroquí, de raigambre árabe, elaborada artesanalmente en latón, cristales de colores, forja de hierro para faroles inspirados en la geometría árabe en forma de celosía o mosaico, por esto, la iluminación marroquí nos ofrece intimidad y colorido discreto, con los diseños de los lucernarios árabes de palacios y mezquitas concretados en los salones de las casas o Riad de estilo mediterráneo como en Roma o las casa andaluzas clásicas. La iluminación marroquí recurre a materiales en latón, cobre cincelado, forja, cristales de colores y latón, al modo de la celosías antes mencionadas, a modo de ejemplo en faroles de forja para el exterior o lamparas colgantes o apliques troquelados y cincelados con celosías arabescas.que se reflejan con una luz tamizada, geométrica en las paredes de las estancias del hogar.

Otro elemento tradicional de la artesanía marroquí es el mundo del cuero, quien no conoce sus babuchas o pantuflas para estar en casa, o con un cuero más fuerte para salir a la calle. o son sandalias de cuero para el verano. No olvidemos sus bolsos con su diseños en cuero, originales, étnicos. a ésto se le añade sus practicas mochilas de cuero, prácticas y útiles para llevar todo lo que se necesita para estar en la calle.

Deja un comentario

Ir arriba
×